Archivo de la categoría: Bebés

El comienzo de la vida – documental


El comiendo de la vida. Los bebés son máquina de aprendizaje.El comienzo de la vida
es tan importante para un bebé que puede determinar cómo será en el futuro, ya que propicia la adquisición de una serie de destrezas que utilizará y perfeccionará a lo largo de su vida.  ¿Realmente estamos cuidando de los primeros años de vida? Sigue leyendo

Crisis de crecimiento o crecimiento rápido

Crisis lactancia,

¿Quién no ha sentido esa angustia de pensar que no tiene leche, que su bebé no se queda satisfecho? O peor aún, creer que no te quiere, que te rechaza cuando le ofreces el pecho.
¿Complicado verdad? Angustioso, sobre todo si nunca oíste algo parecido y hace poco que fue tu parto.
Pues esto es lo que llamamos crisis de crecimiento, que es algo así como, Sigue leyendo

Encuentro de lactancia materna en Telde

lactancia materna belumi

Bonita tarde la que pasamos ayer en Belumi (Telde) Sigue leyendo

La lactancia materna reduce la sepsis en recién nacidos y ahorra miles de euros por bebé

La factura de los hospitales baja porque los neonatos estarán menos días en las unidades donde son atendidos y desarrollarán menos enfermedades en el futuro.

lactancia materna reduce sepsis en neonatos

La salud de los recién nacidos de muy bajo peso -más de Sigue leyendo

Se reduce la muerte infantil en el mundo a casi la mitad

Mortalidad infantil se reduce

UNICEF/Khemka

Estas son las cifras que baraja la ONU y que aparecen en un comunicado de prensa hecho el día 13 de septiembre y publicado en la página de la OMS desde la cual accedí a la información.
Este fue un comunicado de prensa conjunto y cito a las autoridades:
UNICEF, OMS, el Grupo del Banco Mundial y el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de la División de Población de las Naciones Unidas.


Esta tendencia es positiva y se podría mejorar según según cita Anthony Lake, Director Ejecutivo del UNICEF. Añade el, lo que se necesita es un mayor sentido de urgencia. Sigue leyendo

Portear, lo más natural “Una tradición”

“Porteando Una Tradición

El lema de la Semana Internacional de la Crianza en Brazos 2012.

Y si sentís al principio de portear (sobre todo si empezáis con el nene ya un poquito más grande) que el bebé está inquieto, no os desaniméis,  es normal  que al principio pase si no hemos usado anteriormente un fular, pero probar otros, pedir prestado a una amiga y ya veréis que lo lográis  ¡hay tantos modelos!. Lo ideal sería probar antes de adquirir el primero.

Os dejo con este vídeo que nos dice mucho sobre la naturalidad con la que actúan los nenes que han sido porteados o ven a su mamá porteando.

Los bebés conocen el olor de su madre antes de nacer

Los bebés conocen el olor de su madre antes de nacer - líquido amniótico

  • Cuando nacemos, nos exponemos al olor del líquido amniótico de nuestra madre, y reaccionamos entonces a dicho olor para alimentarnos.

  • El olor a líquido amniótico de la madre impulsa el amamantamiento de la cría.

La relación del bebé con la madre, antes y después del parto, está llena de elementos que muchos dirían mágicos y que la ciencia va poco poco entendiendo y explicando. De igual modo, nos asombran a veces los comportamientos de muchos animales, como ese pingüino que reconoce a su madre por su parloteo entre un millar.

Pero los seres humanos, a veces lo olvidamos, somos animales.Mamíferos que comenzamos a succionar la leche de nuestra madre, pero que lo hacemos tras el aprendizaje de su combinación única de olores. 

Es lo que han descubierto investigadores del Wellcome Trust Sanger Institute (Reino Unido). Cuando nacemos, nos exponemos al olor del líquido amniótico de nuestra madre, y reaccionamos entonces a dicho olor para alimentarnos.

Mamar o morir

La succión del bebé es un paso crítico para la supervivencia de los mamíferos, que se definen por dar a luz a hijos que necesitan alimentarse de la leche de su madre. El recién nacido debe comenzar a alimentarse poco después del nacimiento, o morirá. Este comportamiento crucial, decisivo en los mamíferos, ofrece a los investigadores la oportunidad de investigar la biología del instinto.

Investigaciones previas sobre la lactancia han demostrado que las hembras de conejo europeo utilizan una feromona para iniciar la succión en los bebés recién nacidos. Esto ha llevado a muchos científicos a pensar que todos los mamíferos son susceptibles de utilizar el mismo mecanismo. Así, deseoso de descubrir la feromona involucrada en otros mamíferos, el equipo del nuevo estudio eligió al ratón porque tienen un estilo de crianza similar a la de los humanos.

“Esperábamos encontrar una feromona que controle la succión en ratones, pero descubrimosun mecanismo totalmente diferente“, señala Darren Logan, autor principal del estudio, que ha sido publicado en Current Biology.

Para descubrir los olores involucrados en la iniciación de la lactancia, los investigadores acercaron a ratones recién nacidos por cesárea a senos que habían sido lavados y luego sumergidos en los fluidos que un bebé inhala al nacer: el líquido amniótico, la saliva de la madre (al ser lamidos), la leche materna y la orina. Solo los pechos que olían al líquido amniótico de la madre impulsaron el amamantamiento en las crías.

Aprender el olor a líquido amniótico

Posteriormente, el equipo detectó la presencia de una feromona en el líquido amniótico. Al alimentar a ratones gestantes con alimentos de olor fuerte, como el ajo, para cambiar el olor de la madre, si una feromona estaba implicada, el ajo no tendría ningún efecto en la succión. De hecho, sólo los ratones que tuvieron una exposición previa al líquido amniótico con el fuerte olor de su madre fueron capaces de alimentarse con éxito, lo que demuestra que el olor debe ser aprendido.

“Nuestro trabajo demuestra que no existe una feromona para la alimentación de los ratones recién nacidos, sino que las crías de ratón aprenden el olor de esta mezcla única y variable de la madre en el nacimiento”, explica la coautora Lisa Stowers, del Instituto de Investigación Scripps.

La evidencia que respalda estas conclusiones proviene de la investigación genética llevada a cabo por el equipo. Los investigadores observaron que los ratones que carecen de un gen crítico en la región de la detección de feromonas en la nariz fueron capaces de localizar el pezón de la madre para succionar. En contraste, los ratones recién nacidos que no tenían la capacidad de oler los olores normales tuvieron problemas con la alimentación.

Fuente: Europa Press