Disfruta tambien después de las vacaciones


Combate el síndrome posvacacional con planificación y mucha calma.

Se puede disfrutar tambien a la vuelta de las vacaciones

Aunque ahora mismo la situación te parezca una tortura, no lo es. Acabas de volver de tus vacaciones pero no te pasa nada grave. Tienes la tensión por las nubes, los nervios te carcomen… pero en realidad sólo has vuelto a la normalidad, a tu trabajo. Así que tendrás que acostumbrarte y cuanto antes lo hagas, mejor para tu salud. (Aunque date tiempo mi vida)

Te lo pasaste en grande estas vacaciones y ahora volver a la rutina se te hace cuesta arriba. Es lógico. Logras desconectar por completo de tu trabajo, te relajas durante muchos días y de repente… ¡pataplan! vuelta a empezar. Hay personas que lo pasan tan mal que incluso se ponen enfermas. Es lo que se conoce como el síndrome posvacacional. Es lo más temido por los trabajadores y también por las empresas en esta época del año.

Los afectados sufren depresión, irritabilidad, tristeza, ansiedad, etc. ¿Y no se puede evitar todo este mal trago? Quizás. Al menos, seguro que se puede prevenir. Existen algunas estrategias o consejos que podemos seguir para no hacer una montaña de todo el asunto:

  • Tener una mentalidad positiva: Pensar en positivo es una de las mejores maneras de combatir el estrés en cualquier situación. Busca la parte positiva de cada momento (aunque esté muy oculta… jejeje).
  • Planifica tu trabajo: El orden te dará el control sobre tus obligaciones y nunca se te amontonarán. Procura no colapsarte.
  • Trabaja tu adaptación: No te escondas en tu caparazón. Asume la responsabilidad y entérate de qué se cuece en la empresa (nuevos clientes, proyectos, etc. ).
  • Descansa antes de volver: Si has gastado mucha energía durante las vacaciones, intenta descansar antes de volver. No apures tus viajes hasta el final y date algún día de margen.
  • De menos a más: No quieras empezar a lo grande. Trabaja de manera progresiva hasta que alcances tus metas, tu nivel de forma.
  • Practica deporte: puede ser un buen momento para empezar, y además te hará sentirte mejor.
  • Y piensa que para disfrutar no tienes que ganar mucho dinero, es mejor mantener la felicidad en tu vida.

Si afrontas el reto con una mentalidad adecuada, tu síndrome posvacacional seguramente no durará tanto, igual solo un par de horas. Rápidamente cogeras el ritmo y te acordarás de que no se está tan mal. Otra cosa es que tu trabajo no te guste, te sientas incómoda, o corras el riesgo de sufrir depresión. Entonces  sería apropiado que consultaras con un especialista y así podrás afrontar el desafio con otro talante, en condiciones. O si realmente quieres cambiar.

Septiembre puede ser un buen mes. ¡Lo será! ya lo verás.

Anuncios

Gracias por participar con tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s