El chupete acorta el período de lactancia


Las que soléis asistir a los grupos de apoyo a la lactancia ya habréis oído hablar del tema seguramente, y se dice que las recomendaciones son que por lo menos hasta que la lactancia se establece (6 semanas aproximadamente)no se debería ofrecer el chupete pues puede causar confusión tetina-pezón, hay bebés como suelo decir “todo terreno” se hacen a todo, pero los hay que con un solo biberón o una vez de coger la chupa sienten esta confusión y a algunos se les sale literalmente el pecho de la boca, pues ambos se cogen de manera muy distinta.
Aunque siempre digo, no dejéis de acudir al grupo de apoyo más cercano que tengáis, pues la mayoría de las cosas tienen solución y si no desistimos lo lograremos.

Os dejo con este estudio que se realizo en Dinamarca.

Su uso debe evitarse en las primeras semanas de vida en aquellos casos en los que las madres quieran amamantar al bebé.

Segúnconcluye un estudio desarrollado por investigadores de la Universidad de Birth (2009;36:34-42), las mujeres que quieren amamantar a sus bebés no deberían darles el chupete en los primeros días de vida, dado que las mujeres que dan el chupete a sus bebés durante las primeras semanas de vida tienden a no seguir amamantándolos.
 
En Dinamarca, enfermeras registradas visitan a los recién nacidos y a sus familias inmediatamente después de que el bebé abandona el hospital. Para investigar si la lactancia materna y el uso temprano del chupete alteran el éxito de la lactancia, el equipo solicitó a esas profesionales entrenadas que visitaran a 570 madres y sus bebés.
 
Durante la consulta, la enfermera observaba cómo la madre alimentaba al bebé. Si la técnica no era la adecuada (el bebé, por ejemplo, no se sujetaba firmemente al pecho), la enfermera trataba de corregirlo y guiaba a la madre para optimizar la técnica, que posteriormente observaba en una segunda sesión de lactancia.
 
En la primera consulta, transcurridos en torno a 8 días del alta hospitalaria del bebé, la mitad de las madres tenía problemas con la lactancia; los más frecuentes eran la posición del bebé o la forma en la que éste se sujeta. Unos problemas que, sin embargo, no se asociaban con la duración de la lactancia materna, aunque sí las dificultades con la succión y el paso de la leche.
 
Los investigadores observaron que la corrección de la técnica de la lactancia durante la consulta con la enfermera no modificó la duración de la lactancia materna. Como indicaron los Dres. Hanne Kronborg y Michael Vaeth, autores del trabajo, “la guía prolongada es necesaria cuando debe hacerse alguna corrección”. Es posible también que las recomendaciones “ideales o rígidas” sobre cómo las mujeres deberían amamantar les restaría autoconfianza y, por lo tanto, atentarían contra el éxito de la lactancia, agregaron.
 
Dos tercios de las mujeres dijeron que le habían dado un chupete al bebé. Su uso estuvo asociado con una menor duración de la lactancia, sin importar la técnica. El equipo concluyó, por tanto, que el uso del chupete “debería evitarse en las primeras semanas de vida si las madres quieren amamantar al bebé”.
Jano.es
Anuncios

Gracias por participar con tu comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s