Primer documento de consenso sobre consumo de grasas y salud cardiovascular


Ha sido elaborado por miembros de cinco sociedades científicas españolas en colaboración con el Instituto Flora, y destaca la importancia de incluir grasas de calidad en nuestra alimentación diaria.

Especialistas de cinco sociedades científicas, en colaboración con el Instituto Flora, han elaborado “Grasas de la alimentación y salud cardiovascular”, el primer documento de consenso sobre la importancia del consumo de grasas dentro de una alimentación variada y equilibrada y su papel en la prevención de enfermedades cardiovasculares.
 
En concreto el documento, que fue presentado ayer miércoles en el marco de las XV edición de las Jornadas Nacionales de Nutrición Práctica, ha sido desarrollado por la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (SEDCA), Sociedad Española de Arteriosclerosis (SEA), Sociedad Española de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica (SEGHNP), la Asociación Española de Pediatría (AEP) y la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (semFYC).
 
A rasgos generales, la obra destaca la importancia de incluir grasas de calidad en nuestra alimentación diaria, priorizando el consumo de pescado azul, frutos secos, aceite de oliva virgen y derivados de aceites y semillas como la margarina, así como los beneficios de los Omega 3 y 6, que funcionan como reguladores metabólicos en los sistemas cardiovascular, pulmonar, inmunitario, secretor y reproductor.
 
Uno de los aspectos más destacables es que se desmitifica, por primera vez, el consumo de grasa, dándole un valor añadido a su aporte energético. En este sentido, uno de los autores del estudio, Francisco Pérez Jiménez, destaca que “la relación entre salud e ingesta de grasa no depende tanto de la cantidad sino de la calidad de la misma”.
 
Asimismo, en el documento se hace un repaso de las principales recomendaciones de consumo de grasas desde la infancia hasta la edad adulta. A este respecto, se hace especial hincapié en los niños y adolescentes, cuya alimentación no puede obviar los beneficios de una correcta ingesta de grasa.
 
De hecho, entre otros ejemplos, la calidad de la alimentación en las primeros años de vida influye en la prevención de la aterosclerosis hasta conseguir una óptima agudeza visual y un mejor desarrollo cognitivo en niños prematuros y recién nacidos.
Jano.es y agencias

Gracias por participar con tu comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s