Llamamiento a la responsabilidad de las mujeres sobre su salud


La Federación Española de Cáncer de Mama declara que no se sentirá satisfecha hasta que las campañas de detección precoz lleguen al menos al 80% de la población femenina.

A pesar de que pudiera parecer que existe mucha información sobre los beneficios de detectar precozmente una enfermedad como el cáncer de mama, lo cierto es que sigue habiendo un buen número de mujeres que no acuden a sus citas con los programas que existen en todas las comunidades autónomas.
Por eso, en el Día Internacional de la Mujer, la Federación Española de Cáncer de Mama (FECMA), hace un llamamiento para que las mujeres sean “las primeras responsables de su salud”, en la seguridad de que la detección precoz mejora enormemente el pronóstico de la enfermedad. “Hoy -explica María Antonia Gimón, presidenta de FECMA- los índices participación no llegan al 80% de media, lo cual no nos puede satisfacer. Al menos, deberían estar por encima de esas cifras y hasta que eso no ocurra, no cejaremos en nuestro empeño por informar a las mujeres de la conveniencia de atender a esas revisiones que te pueden salvar la vida”.
Por fortuna, el cáncer de mama es uno de los que mayor supervivencia registra. “Cada año aumenta un 2% y si eso ocurre -asegura María Antonia Gimón- es porque han mejorado mucho el diagnóstico y los tratamientos pero también y sin duda por la implementación de los programas de mamografías que permiten detectar lesiones que no palpables con la autoexploración: esta práctica es necesaria pero no sustitutiva de la mamografía”.
Desde FECMA se valoran los esfuerzos realizados por parte de las autoridades sanitarias para la puesta en marcha de estos programas porque, a pesar de todo, la participación aumenta año a año. Aún así, su presidenta cree que es irrenunciable el derecho a que estas campañas, promovidas por el Sistema Público de Salud, “sean continuadas en el tiempo, dotadas de los recursos necesarios, desarrolladas por personal adecuadamente formado y evaluadas en sus resultados (incluyendo en esa valoración los índices de participación”.
En este Día Internacional de la Mujer, la Federación quiere hacer hincapié en algunas dificultades a las que se enfrentan las mujeres como consecuencia de los cambios físicos tras un cáncer de mama: problemas para reincorporarse al trabajo y continuar desempeñando sus funciones, así como menores opciones de promoción profesional. Estos y otros obstáculos derivan, en ocasiones, en la baja voluntaria, la jubilación anticipada o el despido. Por eso, FECMA reivindica más atención y sensibilidad a las empresas y a las administraciones para atender y solucionar estos problemas. “Se hace necesario favorecer un clima laboral sensible a la actual situación de las afectadas que, en ocasiones, se puede lograr simplemente ubicando a la mujer de forma temporal en un nuevo departamento o asignándole nuevas responsabilidades que no requieran de esfuerzos físicos”, añade su presidenta; “No podemos pasar por alto conflictos laborales de esta índole motivados por la enfermedad, al igual que abogamos porque no haya discriminación de ningún tipo, tampoco por razones de residencia, en los métodos de diagnóstico, en los tratamientos de calidad y en el acceso a nuevas terapias y medicamentos eficientes”.
Jano.es
Anuncios

Gracias por participar con tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s