La lactancia materna protege frente a las recaídas de la esclerosis


JANO.es · 09 Junio 2009

El 87% de las que usaron leche artificial sufrió una recaída al año del parto, por sólo un 36% de las que amamantaron a sus hijos.

Las mujeres con esclerosis múltiple que dan de mamar a sus hijos durante al menos dos meses presentan un riesgo menor de experimentar una recaída de la enfermedad en el año siguiente al parto, según concluye un estudio llevado a cabo por investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford (Estados Unidos) que, ya presentado en el mes de febrero en el marco de la reunión anual de la Academia Americana de Neurología celebrada en Seattle (Estados Unidos), ha sido finalmente publicado en la edición digital de la revista Archives of Neurology (2009;doi:10.1001/archneurol.2009.132).
La esclerosis múltiple es una enfermedad inflamatoria crónica del sistema nervioso central que afecta sobre todo a mujeres en sus años reproductivos y, como muestran las evidencias recogidas en la bibliografía, las mujeres con el trastorno tienen menos recaídas durante el embarazo y un alto riesgo de sufrirlas en el período posterior al parto.
Además, los fármacos indicados para su tratamiento y que modifican el sistema inmune no están recomendados para su uso durante el embarazo o la lactancia. Por ello, las mujeres con esclerosis múltiple que dan a luz deben elegir entre la lactancia y retomar el tratamiento.
Los investigadores, dirigidos por la Dra. Annette Langer-Gould, estudiaron a 32 mujeres embarazadas con esclerosis múltiple y 29 sin la enfermedad que tenían la misma edad. Las participantes fueron entrevistadas sobre aspectos clínicos, menstruales y de lactancia durante el primer trimestre de embarazo y luego a los 2, 4, 6, 9 y 12 meses tras el parto. Además, en las mujeres con esclerosis múltiple se realizaron exámenes neurológicos.
Leche materna mejor que artificial
Más mujeres sanas que con esclerosis múltiple eligieron la lactancia, y entre aquellas que daban de mamar a sus hijos, las que tenían esclerosis múltiple eran más propensas a pasar a la leche artificial en los dos meses siguientes al parto.
Según los autores, el 87% de las mujeres con esclerosis múltiple que no dieron de mamar en los dos meses siguientes al parto –esto es, el 52% de total de las mujeres con la enfermedad– tuvieron una recaída durante el año que siguió al parto, un porcentaje significativamente superior al 36% de las que dieron el pecho durante este período de dos meses.
Los resultados mostraron que las mujeres con esclerosis múltiple y las mujeres sanas que sólo alimentaron a sus bebés con leche materna tuvieron una ausencia de menstruación más prolongada, lo que se asoció con un menor riesgo de recaída en las mujeres con la enfermedad.
La mayoría de mujeres con esclerosis múltiple que no dieron de mamar a sus hijos o les alimentaron con leche artificial dijeron que su principal motivo para hacerlo era tomar la medicación para la esclerosis múltiple.
Por todo ello, como apuntan los autores, “el trabajo sugiere que las mujeres con esclerosis múltiple deberían ser animadas a alimentar a sus hijos sólo mediante lactancia materna durante al menos los dos primeros meses después del nacimiento en vez de volver a los medicamentos”.
Anuncios

Gracias por participar con tu comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s