RSF: la gimnasia para el sexo


Los ejercicios que mejorarán tu vida sexual

¿Tu vida íntima se ha resentido tras los partos o por algún problema de incontinencia? ¿Crees que podrías disfrutar más de tus relaciones pero no sabes cómo hacerlo? Descubre el método hipopresivo, el último boom tanto en clubes deportivos como en centros de fisioterapia.

Suelo pélvico - Gimnasia hipopresiva

Imagen de Elle.es

 RSF son las siglas de Reprocessing Soft Fitness, un sistema de ejercicio adaptado a los centros deportivos que tiene su origen en la gimnasia hipopresiva desarrollada por el doctor belga Marcel Caufriez para ayudar a las mujeres a recuperarse tras el parto. Su objetivo era encontrar una gimnasia abdominal sin efectos negativos sobre el suelo pélvico, ya que las mujeres que practicaban ejercicios abdominales normales sufrían incontinencias y tenían más prolapsos.

 El RSF es la adaptación de esta gimnasia hipopresiva al mundo del fitness, ya que, y esto te va a encantar, se presenta como el único método realmente eficaz para reducir la tripa. De hecho, el RSF va totalmente en contra de los abdominales tradicionales, hiperpresivos, que no sólo no ayudan a mejorar el aspecto del abdomen sino que lo empujan hacia fuera, empeoran el estado del suelo pélvico y causan problemas de espalda y cuello.

 Pero además, la gimnasia hipopresiva puede mejorar sorprendentemente la vida sexual de las mujeres que la practican. Dos expertas en RSF, una en el ámbito del fitness y otra en el de la fisioterapia, nos explican por qué.

 Mejora sexual

 “El Reprocessing Soft Fitness es un método de entrenamiento con el que se consigue, entre otras muchas cosas, aumentar el tono de la faja abdominal y corregir nuestro esquema corporal, normalizando las curvas de la columna y las tensiones musculares”, nos explica Moto, licenciada en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, y experta en RSF nos cuenta. Según esta entrenadora, el mero hecho de ir más erguidos, con mejor postura, no sólo hace que nuestro físico resulte más atractivo sino que hay evidencias científicas que demuestran que con este método se aumenta el riego sanguíneo de la zona pélvica y su fuerza en un 20%, y el tono muscular en un 58%. “Así, las contracciones reflejas del útero durante el orgasmo se hacen más fuertes, aumentando la sensación de placer”, explica. “En el caso de los hombres, ese aumento de riego en la zona genital, así como el aumento de la fuerza, aumenta la potencia y el control”, añade.

“La RSF nos ayuda a mejorar la activación y mejora de la circulación, la oxigenación y vascularización de los tejidos, de ahí que la calidad de la función sexual se vea beneficiada y en consecuencia nos ayude a mejorar la vida sexual”, dice Julene Irazu, fisioterapeuta y especialista en uroginecología, fisiosexología y RSF.

En qué puede ayudarte

 En el caso de las mujeres, Moto señala que el aumento del riego sanguíneo en la zona perineal, así como el incremento de la fuerza del suelo pélvico, proporciona relaciones sexuales más placenteras y mayor facilidad para llegar al orgasmo. “Hay mujeres que no pueden tener relaciones sexuales por los prolapsos que padecen, ya que para introducir el pene en su vagina, previamente han de apartar la vejiga o el recto, que caen por el canal vaginal”, explica. “Con los ejercicios hipopresivos un prolapso de grado 3 pasa a ser grado 2, el grado 2 pasa a ser 1 y el 1 desaparece”, dice. “También se han dado casos de mujeres que no alcanzaban el orgasmo y, tras el entrenamiento con hipopresivos, vuelven a tenerlos”, añade.

 Julene recomienda estos ejercicios “siempre que los problemas sexuales no estén causados por una lesión local determinada o global debida a una problemática psicológica-emocional en la que sea necesario otro tipo de terapia o intervención”. “Se trata de mejorar el propio rendimiento sexual por las mejoras físicas del los órganos sexuales”, explica.

 ¿Y ellos? “En el caso de los hombres -dice Moto- algunos problemas sexuales derivados de la inflamación de la próstata pueden verse mejorados con RSF, ya que con estos ejercicios se libera el peso de los órganos que la oprimen y que pueden causar inflamación”.

 ¿Y si no tengo ningún problema?

 Ambas profesionales recomiendan, sin lugar a dudas, este sistema de ejercicio a cualquier persona que quiere mejorar su vida sexual aunque no tenga ningún problema. “Este entrenamiento es anti envejecimiento y rejuvenece especialmente nuestra sexualidad, aumentando el riego sanguíneo que nutre la zona genital y tonificando la musculatura de esta área”, dice Moto.

 “La función sexual mejora por el aumento de la vascularización y oxigenación; en el momento de mantener una relación sexual vamos a sentir más placer y a tener más sensibilidad genital, lo que nos va a facilitar llegar a un orgasmo más intenso y placentero. En consecuencia, practicar hipopresivos va a despertar más nuestra libido”, explica.

 Para quien

Como Moto nos aclara, el doctor Marcel Caufriez descubrió este método cuando trabaja en la recuperación de las mujeres tras el parto. ”Observó que los ejercicios abdominales clásicos que se prescribían no sólo no mejoraban, sino que empeoraban el estado del suelo pélvico de quienes los practicaban e incluso provocaban o agravaban la incontinencia urinaria”, dice. “Marcel Caufriez creó este método, que sí fortalece y recupera la faja abdominal y el suelo pélvico, y previene y soluciona problemas de incontinencia urinaria”, afirma. “Afortunadamente, sus conocimientos en urofisiología han sido adaptados al fitness y actualmente este método no sólo se usa sólo como terapia y casi todo el mundo puede beneficiarse de él”, añade.

Por su parte, la experta en fisiosexología se lo recomienda a cualquier personas sana, “asidua a las salas de fitness, que quiera tener un mejor rendimiento deportivo y que sea consciente de que con esta práctica se está realizando una prevención de posibles problemas futuros, como la incontinencia urinaria”.

¿Como son los ejercicios?

Moto nos explica que se trata de ejercicios basados en unas estudiadas posturas que favorecen la hipopresión de la cavidad abdominal y torácica; además, se emplean apneas para potenciar el efecto de estas posturas.”No son ejercicios fáciles de realizar, requieren un entrenamiento específico con un profesional cualificado”, dice. “Si no son supervisados, puede darse el caso de estar realizando ejercicios hiperpresivos, con efectos contrarios a los ejercicios hipopresivos”. Para encontrar un profesional cualificado, esta experta recomienda acudir a la página marcel-caufriez.net, donde aparecen todos los entrenadores y terapeutas con formación en hipopresivos en España, entre ellos, Moto y Julene.

Julene nos explica que la secuencia de ejercicios que se desarrolla supone una tensión determinada que se realiza en movimiento, lo que supone una activación de todo el cuerpo, incluido el metabolismo.

Moto añade que, una vez que se aprenda a realizar los ejercicios de la mano de un profesional, los podemos hacer por nuestra cuenta con la frecuencia indicada por el método y allí donde queramos, ya que “no hacen falta grandes espacios ni ningún tipo de máquina o aparato excepto nuestro cuerpo”.

Cuándo veré resultados

Según Julene, “los cambios en el cuerpo se notan desde el principio, ya que son ejercicios que no se han realizado nunca antes y los resultados pueden palparse en un mes”.

“En la primera sesión se puede ver que el perímetro de la cintura disminuye y que aumenta la sensación de bienestar tras la clase”, dice Moto. “Para conseguir todos los beneficios del método, como es perder un 8% de perímetro de cintura entre otras mejoras, hacen falta sólo dos meses”, añade.

Siempre con un experto

Como ambas expertas subrayan, estos ejercicios hay que aprenderlos con un profesional experto en RSF antes de poder practicarlos por nuestra cuenta.

Según Moto, existe un método de entrenamiento llamado Sexo Hipopresivo, que se hace en pareja, pero aún no hay terapeutas formados en esta especialización. “Por ahora tendremos que conformarnos con las muchas ventajas que proporciona el RSF hasta que el doctor Marcel Caufriez forme a los primeros entrenadores en sexo hipopresivo”.

La fisioterapeuta corrobora que cualquier experto en RSF puede ayudarnos a realizar estos ejercicios, que además de mejorar las prestaciones sexuales, nos ayudan en otros aspectos.

Noticia publicada en Elle.es por Laura Li
En Canarias tenemos a Sonia Campra
 
Relaccionados

Gracias por participar con tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s